Letra M

Membrana Celular

La membrana celular es una bicapa o capa doble de lípidos semipermeable que circunda y demarca a la célula, también, se le conoce con el nombre de plasmalema o membrana citoplasmática y se encuentra en todas las células.

Esta estructura es importante, pues se encarga de dividir el interior del exterior de la misma, facilitando el equilibrio físico-químico entre el citoplasma y su entorno, proceso que es indispensable para la regular las sustancias que salen y entran a ella.

Característica de la membrana celular

La membrana es visible sólo ante el microscopio electrónico (más no ante el óptico), ya que su grosor es de 7,4 nm² aproximadamente.

Del mismo modo, se ubica debajo de la pared celular y tiene como principal característica su capacidad selectiva de permeabilidad, a través de la cual rechaza o acepta ciertas moléculas hacia el interior de la célula.

De esa manera, actúa regulando el paso de sustancias nutritivas o agua, con la intención de que el citoplasma esté en las mejores condiciones en cuanto a potencial electroquímico (con carga negativa) de concentración o pH.

Partiendo de ahí, podrían ocurrir dos procesos básicos: La endocitosis (absorción) o la exocitosis (expulsión) de sustancias, esto permite además que esta libere desechos metabólicos.

Esto es posible gracias a la formación de vesículas en la membrana, que dependiendo de si salen o entran ayudan a la disolución del material que requiere en el citoplasma o en caso contrario, en el medio exterior.

Este proceso es muy necesario en el caso de aquellos organismos unicelulares que envuelven en su membrana su material nutritivo (fagocitan), o aquellos agentes que requiere expulsar (tal es el caso de los glóbulos blancos).

Esta es la función de la membrana celular

La membrana celular le confiere a la célula estabilidad interna, pero a nivel general podríamos afirmar que desempeña tres funciones elementales:

  • Delimita y protege: Le ofrece a la célula protección diferenciando bien lo que está fuera de lo que está adentro, y además, ayuda a distinguir una célula de otra. Asimismo, es la principal barrera defensora de invasores.
  • Sirve como administradora: Su potencial selectivo, le permite dar entrada a las sustancias que la célula necesita para vivir y rechazar la entrada de aquellas no deseadas, siendo por ende un puente comunicativo entre afuera-adentro; también, desempeñando el papel de fiscal de este tránsito.
  • Conserva: La membrana permite mantener en equilibrio la concentración de sustancias en el citoplasma, como lo son el agua y otros solutos, a través del intercambio de sustancias, mantiene el pH en un nivel óptimo y la carga electroquímica regular.
  • Transmite señales: Puede reaccionar ante la presencia de ciertos estímulos externos, logrando transmitir la información al interior y dando órdenes a determinados procesos tales como la división celular, la segregación de sustancias o el movimiento celular.

Estructura de la membrana celular

Esta membrana está constituida por una doble capa de lípidos anfipáticos, que poseen unas estructuras que reciben el nombre de cabezas polares hidrófilas (afines al agua).

Cabe destacar, estas cabezas polares tienen una orientación dirigida hacia adentro, así como también hacia afuera, manteniendo comunicadas sus partes hidrófobas (es decir, que rechazan al agua).

Igualmente, estos lípidos, son principalmente colesterol, así como también esfingolípidos y fosfoglicéridos.

También, tiene proteínas periféricas integrales (en un 20%), que realizan tareas de conexión, catálisis y transporte, las cuales a su vez permiten el reconocimiento celular (una manera de comunicación a nivel bioquímico).

Posee componentes glúcidos

Es decir, azúcares, sean polisacáridos u oligosacáridos, que están en el área exterior de la estructura membranosa formando un glicocálix.

Estos azúcares conforman aproximadamente el 8% del total del peso de la membrana, y facilitan la comunicación intercelular, además de servir como material de soporte.

Tipos de membrana celular según su estructura

En función de su estructura, existen dos tipos de membranas lipídicas. Enseguida, se explica de qué van estos tipos de membranas:

Bicapa de isoprenoides

A nivel químico, está formada por hidrocarburos isoprenoides, que están juntos a través de un enlace éter con la cadena del sn-glicerol-1-fosfato, pudiendo estar integrada por una capa doble de lípidos diéter, pero en el caso de las acidófilas y termófilas podría ser una capa de lípidos monocapa tetra-éter, que ofrece más resistencia incluso.

Bicapa de ácidos grasos

Caracteriza a las bacterias y organismos eucariotas, es la de mayor extensión entre los seres vivos, conformadas por fosfolípidos anfifílicos.

Poseen una cabeza fosfato hidrofílica y cola hidrofóbica.

Esta consiste en dos cadenas de ácidos grasos que están unidos por medio de un enlace éter con la cadena del sn-glicerol-3-fosfato.

No solamente está en las membranas plasmáticas, se puede ver también en membranas de orgánulos membranosos eucariotas y en la membrana exterior de las bacterias gramnegativas.

Tipos de membrana según su complejidad

Según lo compuesta que está la membrana, se identifican dos tipos, los cuales se definen a continuación:

Membrana eucariota

Constituida por lípidos agregados a los fosfolípidos, como el colesterol y los esfingolípidos, con fosfolípidos como la lecitina y la cefalina.

Algunas proteínas atraviesan la capa de la membrana, es el caso de las glucoproteínas, las proteínas integrales y las periféricas, entre otras sustancias como glicolípidos, glúcidos y glicoproteínas.

Esta membrana posee potencial de invaginación, que facilita la exocitosis (para excretar) y la endocitosis (para la ingesta de sustancias sólidas o líquidas).

Este proceso está asociado con las vesículas que posee el citosol, que tiene sus membranas propias de doble capa lipídica.

Asimismo, esta membrana eucariota puede traducir señales complejas del medio, respondiendo a los estímulos presentes en el ambiente, esto incluye una enorme variedad de estímulos químicos y fisicoquímicos, que ocurre en sus cadenas de transducción ubicadas primeramente en los receptores de las células.

Membrana procariota

Esta membrana celular corresponde al aproximadamente del peso de la célula y está constituida por un 60% de fosfolípidos y en un 40% de proteínas, aunque es posible que tenga una cantidad mínima de glucolípidos.

Aparte de cumplir sus funciones como cualquier membrana plasmática lo hace, esta influye en procesos de degradación o procesos catabólicos, pudiendo utilizar enzimas que luego de ser excretadas hacen la función de exoenzimas.

De igual forma participa en procesos anabólicos o biosintéticos como la síntesis del glicocálix, la síntesis de la pared celular, así como de otros componentes.

Deja tu respuesta